Skip to content

Un 12,60 % de los trabajadores de la enseñanza mostraba en un test síntomas de padecer el síndrome del quemado

abril 27, 2015

28 de Abril, Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo

FETE-UGT reclama políticas laborales que permitan una mejor salud laboral de los trabajadores/as de la enseñanza

Han pasado ya 20 años desde la transposición de la legislación europea en materia de Seguridad y Salud en el trabajo a la normativa Española mediante la publicación de la Ley de prevención de riesgos laborales.

Es indiscutible que el empeño de los agentes sociales por mantener los derechos para la seguridad y salud laboral, en este periodo, permiten avanzar en la prevención y defensa de un trabajo digno y seguro. Sin embargo asistimos a un tiempo de recortes derivados de las actuaciones gubernamentales aprovechando los tiempos de crisis económica, en aspectos esenciales, como la educación, la salud pública y otras prestaciones de carácter social que menoscaban el bienestar de la ciudadanía.

En materia educativa los recortes en las plantillas de los centros, la congelación de ofertas de empleo público docente, el aumento de ratios alumnos/profesores, la desaparición de la jubilación anticipada, los recortes en los complementos en situación de baja por enfermedad, el aumento de la jornada laboral o una reducción grave de las partidas para gastos de funcionamiento de los centros educativos y las destinadas a infraestructuras y equipamiento, … El conjunto de todas estas medidas empeora significativamente la calidad de la educación de nuestros escolares y supone un sustancial empeoramiento de las condiciones de trabajo del colectivo de trabajadores y trabajadoras de la enseñanza.

Lamentablemente, un entorno escolar masificado en el que no se puede atender las necesidades educativas especiales de un alumnado cada vez más diverso, y en el que el profesorado se enfrenta a jornadas más extensas y en peores condiciones laborales es un buen caldo de cultivo para la aparición de estrés, síndrome del quemado o depresión, trastornos que pueden generar graves consecuencias para la salud de los trabajadores y trabajadoras.

Estos datos los constatamos durante el 2014, en el que FETE-UGT realizó un estudio utilizando un instrumento estandarizado del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSHT) detectando que el 50 % de los trabajadores de la enseñanza tenían niveles de estrés muy altos. El estrés se produce cuando nuestra capacidad de respuesta ante un problema o peligro es sobrepasada, entonces sentimos incapacidad para afrontar dicha situación y nuestro cuerpo se pone en tensión ante una situación que interpreta como una amenaza. Ante esa percepción de peligro se desencadena un conjunto de reacciones fisiológicas y psicológicas que pueden producir y producen graves consecuencias en la salud de las personas.

De forma complementaria el estudio permitía valorar el síndrome del quemado o burnout, que es “un síndrome de agotamiento emocional, despersonalización y baja realización personal, que puede ocurrir entre individuos que trabajan con personas.” Se puede decir que se produce como consecuencia de una exposición continua a situaciones estresantes entre trabajadores que trabajan con personas.

Los datos obtenidos entre cerca de 2500 evaluaciones, manifestaron que un 12,60 % de los trabajadores de la enseñanza que han realizado el test de medición del burnout mostraba síntomas de padecer el síndrome del quemado, mientras que un 18,52 % todavía no lo presentaba, pero está en riesgo de padecerlo. Esto demuestra que este colectivo está fuertemente afectado por riesgos de origen psicosocial, como el estrés y síndrome del quemado, que producen diversos trastornos para la salud, tanto físicos; como el dolor de cabeza, rigidez en espalda y cuello, problemas gastrointestinales y ulceras, como psicológicos; ansiedad, irritabilidad, miedo, insomnio o depresiones.

El 28 de Abril, Día Internacional de la Salud y la Seguridad en el Trabajo, es la jornada que el movimiento sindical mundial aprovecha para recordar a las víctimas de los accidentes y las enfermedades producidas por el trabajo y para reclamar la mejora de las condiciones que soportan las trabajadoras y los trabajadores. En esta línea, FETE-UGT no puede dejar de denunciar unas políticas de recortes que, de no corregirse, tendrán unas devastadoras consecuencias en términos de salud laboral y pública, que están contribuyendo a profundizar las desigualdades y que condenan a nuestro país a un modelo productivo incapacitado para generar un empleo digno y de calidad.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: