Skip to content

UGT presenta los resultados de una amplia encuesta al profesorado sobre el Programa Bilingüe de la Comunidad de Madrid

septiembre 30, 2014

Al cumplirse diez años de su implantación

UGT presenta los resultados de una amplia encuesta al profesorado sobre el Programa Bilingüe de la Comunidad de Madrid
Madrid, 30 de septiembre de 2014

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de FETE-UGT Madrid, a través de su Grupo de Trabajo de Bilingüismo, ha impulsado una evaluación del Programa Bilingüe de la Comunidad de Madrid en los centros públicos realizada por los propios docentes. La evaluación se ha llevado a cabo a través de un cuestionario cumplimentado por más de trescientos docentes entre el 4 y el 20 de junio de 2014.

La evaluación del modelo bilingüe de la Comunidad de Madrid era necesaria desde su implantación pero ahora se hace absolutamente imprescindible, una vez que han transcurrido diez años desde su inicio y la primera promoción de estudiantes ha finalizado sus estudios obligatorios.

La elevada participación (328 docentes en activo) y el interés y cuidado en la realización del cuestionario de evaluación del Proyecto Bilingüe habla de la enorme preocupación del profesorado de la Comunidad de Madrid sobre la implantación de este modelo de aprendizaje de las lenguas extranjeras y sus consecuencias en relación al sistema educativo, en general, y al proceso de enseñanza-aprendizaje del alumnado, en particular.

Por otra parte, el hecho de que el grueso del trabajo aquí presentado haya sido realizado por el Grupo de Bilingüismo, formado fundamentalmente por profesores en activo de centros educativos bilingües de la Comunidad de Madrid, ha permitido dar a este informe un enfoque profesional que trasciende lo estrictamente laboral para profundizar también en aspectos académicos, relacionados no solo con la organización escolar sino con cuestiones inherentes a la función docente y relativas al proceso de enseñanza-aprendizaje.

Este informe recoge la valoración de los profesionales que trabajan día a día con los alumnos/as y están en contacto con la realidad educativa madrileña, en la que el bilingüismo se está convirtiendo en piedra angular, desde la convicción de que no se puede llevar a cabo una evaluación de un modelo educativo sin tener en cuenta a todos sus agentes, mucho menos limitarla al sometimiento al alumnado de pruebas externas. Así pues, hay aspectos en los que sería necesario conocer también la opinión de las familias y el alumnado.

Conviene destacar asimismo que la utilización de un tipo de cuestionario que permite conocer el perfil de los encuestados ha facilitado a la Organización la realización de una explicación ajustada de los resultados. Del mismo modo, estos pueden considerarse legitimados pues, como se explica en el inicio del informe, se ha evitado en todo momento la aparición de sesgos que pudieran pervertir los resultados. Este hecho ha permitido, por ejemplo, observar que existen algunas divergencias de valoración entre docentes de Primaria y Secundaria que probablemente deriven de las diferencias existentes entre los modelos implantados en cada etapa-único en Primaria y sección/programa en Secundaria.

Existe, sin embargo, una coincidencia clara en el profesorado, tanto de Enseñanza Primaria como Secundaria de la Comunidad de Madrid, en la consideración del estudio de las lenguas como básico pero en su mayoría, un 89%, afirma que el modelo que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha implantado en los centros bilingües es inadecuado. Las razones aducidas son tanto de carácter pedagógico y didáctico como de carácter laboral.

Asimismo, existe una gran preocupación sobre las consecuencias que este modelo conlleva en pérdida de equidad del sistema educativo. Un 77% de los docentes que ha participado en esta evaluación considera que el Programa Bilingüe de la Comunidad de Madrid no respeta la igualdad de oportunidades y la equidad del sistema educativo, de hecho, la mayoría de los docentes de Secundaria-un 73%- apunta que el alumnado que accede principalmente a la sección bilingüe de los IES-que son los que tienen enseñanza bilingüe – pertenece a familias económica o socio-culturalmente más favorecidas (pueden no tener un elevado nivel económico, como de hecho sucede en distintas zonas de la región, pero sí estar en disposición de poder ofrecer más recursos culturales, sociales y de apoyo y cobertura afectivo/familiar a sus hijos/as). En este sentido, el modelo lingüístico de la Comunidad de Madrid rompería el principio de compensación de desigualdades que debería guiar al sistema educativo.

Asimismo, es destacable que la mayoría de maestros de Primaria (94%) y profesores de Secundaria (87%) que ha participado en la evaluación afirma que el actual modelo bilingüe dificulta la integración de alumnado con necesidades educativas especiales o específicas de apoyo en las áreas impartidas en inglés. En ese aspecto, las propuestas incorporadas en el bloque dedicado a atención a la diversidad son, a juicio de FETE-UGT Madrid de especial relevancia para tratar a este alumnado con la dignidad que merece y coadyuvar en su progreso de aprendizaje.

En un alto porcentaje (81%) aseguran los docentes que el modelo de la Comunidad de Madrid ha afectado de manera negativa a la composición de las plantillas de los centros, ha provocado supresiones, desplazamientos y generado diferencias tanto salariales como en la situación administrativa del profesorado, que se consideran injustas y que afectan negativamente- según el 89% de los encuestados- a los claustros. Es reseñable que lo tachan de injusto incluso quienes se han visto beneficiados personalmente por alguna de las medidas.

Es por ello que FETE-UGT vuelve a demandar en este terreno a la Administración que se siente a negociar con las organizaciones sindicales, con verdadera vocación de diálogo, una modificación del modelo que permita recuperar derechos al profesorado-un 78% cree que el modelo no los respeta- y que sea más justo y equilibrado. Del mismo modo debería actuarse en relación a la oferta formativa, que resulta claramente insuficiente según indica el 73% del profesorado. Además de ampliar la formación en idiomas, el profesorado solicita que la formación no excluya a ningún colectivo docente-pues es imprescindible-; que no se restrinja a contenidos relativos a las disciplinas académicas y se extienda a cuestiones de carácter pedagógico y didáctico, que sea gratuita y se adapte de forma flexible a las distintas situaciones personales y laborales.

Existe coincidencia también entre los docentes encuestados (97%) en valorar positivamente las actuaciones de FETE-UGT Madrid contra la contratación de profesorado nativo sin pasar por el proceso de oposición. La contratación de este profesorado, que ha sido realizada en los tres últimos cursos de forma opaca por la Administración para impartir docencia de distintas materias en IES bilingües, es rechazada por los docentes de forma mayoritaria pues la consideran inadmisible al suponer un agravio comparativo en términos de relaciones laborales pero también la tachan de perjudicial para el funcionamiento de los centros y el aprendizaje del alumnado. Por el contrario, valoran positivamente, en un 61%, la figura de los jóvenes universitarios que actúan como auxiliares de conversación, si bien concluyen que supone un escollo importante el desconocimiento del castellano y alertan de que un auxiliar no es bueno por el hecho de ser nativo, algo que es obvio resaltar, sino que su trabajo depende mucho de la motivación e interés que cada joven auxiliar preste a la tarea y estos aspectos deben ser adecuados para que la figura tenga sentido.

En consonancia con el descontento sobre su funcionamiento, una rotunda mayoría, el 93% de los encuestados, afirma que el Programa Bilingüe debe ser modificado y son muchas las propuestas que realizan tanto para las cuestiones de carácter laboral como para las estrictamente académicas. Solo un al 16% del profesorado participante propone la supresión total del Proyecto Bilingüe y, sin embargo, un 66,3% de los encuestados apuesta por extender un modelo de estudio de las lenguas extranjeras a todos los centros educativos de forma inclusiva mediante la flexibilización del currículum y la oferta de materias, de manera que pudiera adaptarse a las características y necesidades de todos los alumnos y alumnas y el aprendizaje de las lenguas extranjeras, considerado tan importante, sea accesible a todo el alumnado.

Es interesante destacar, asimismo, que la valoración que el profesorado participante en la encuesta sobre el aprendizaje del alumnado está vinculada no tanto al tipo de centro en el que trabaja sino a su condición de habilitado, es decir, al idioma en el que imparte las materias curriculares. Si bien la mayor parte de los docentes encuestados considera que la impartición de materias curriculares en un idioma diferente del castellano incide en la adquisición de las competencias en esa materia por parte del alumnado, el porcentaje de quienes consideran que esta incidencia es negativa en el actual Proyecto Bilingüe de la Comunidad de Madrid es superior entre los profesores no bilingües. Las diferencias de criterio entre docentes que imparten materias curriculares en castellano o en inglés se acentúan a la hora de valorar si existe un déficit lingüístico en castellano en los alumnos de grupos escolares bilingües. Quienes imparten clase en otro idioma consideran en un 41% que existe déficit lingüístico en castellano en los alumnos de grupos bilingües mientras un 43% afirma que no lo hay. Sin embargo, entre quienes no están habilitados el porcentaje de quienes consideran que existe déficit es superior (62%) y solo un 17% considera que el alumnado de los grupos bilingües no se ve afectado negativamente en su competencia lingüística en castellano.

A la luz de los datos y aun teniendo en cuenta las diferencias de criterio entre los docentes, se hace absolutamente necesario un estudio exhaustivo de este aspecto y, en todo caso, cabría proponer a la Administración una disminución en la ratio -justo la tendencia contraria a la actual-y mayor trabajo con las familias, así como aumentar los recursos humanos y materiales para apoyar a todo el alumnado y mejorar así sus resultados académicos.
Los encuestados que imparten clase en otro idioma ya utilizan estrategias para lograr que sus alumnos aprendan terminología en ambas lenguas y parecería oportuno atender a la experiencia de estos docentes, que son quienes mejor conocen la realidad de las aulas, para que desde la Administración se promuevan de manera generalizada esas u otras que puedan ser sugeridas en un futuro por los profesionales, de modo que se prevenga ese temido déficit lingüístico en castellano o una peor adquisición de las competencias básicas.

El caso de la asignatura de Conocimiento del Medio (en proceso de cambio con la aplicación de la LOMCE) es interesante porque pone de manifiesto, además, la incongruencia de enseñar en un idioma pero examinar en otro. Esta conclusión se puede relacionar también con el alto porcentaje de maestros que consideran que los alumnos adquieren peor las competencias al estudiar Science en inglés y contrasta con la opinión de los docentes de Secundaria, que no ven problemas de forma mayoritaria en cuanto a adquisición de competencias en los Grupos de Sección. Es decir, no se señalan tantas diferencias en la adquisición de competencias por parte del alumnado cuando en los grupos no hay ACNEEs ni ACNEAES. Esto lleva a concluir nuevamente que el modelo bilingüe de la Comunidad de Madrid no permite atender adecuadamente a la diversidad del alumnado pues solo cuando el alumnado está previamente seleccionado por niveles (como en Secundaria) no se advierten excesivas dificultades en el aprendizaje de los grupos de Sección. Esta es la explicación, por tanto de la solución propuesta por la mayoría de los docentes, que pasa por flexibilizar el currículum y la oferta de materias pero desde una perspectiva inclusiva.

En lo relativo a la asignatura de inglés en la sección bilingüe de los IES, un 40% del profesorado de esta materia considera que los exámenes externos (Cambridge) de 2º y 4º ESO alteran el seguimiento de la programación de la asignatura; sí conforman mayoría quienes apuntan que la preparación de estos exámenes resta tiempo que se podría dedicar a trabajar otros aspectos fundamentales del proceso de enseñanza-aprendizaje como la creatividad, mayor interacción entre alumnos y docentes, etc., FETE-UGT insta, una vez más, a la Administración madrileña a reconsiderar el número de exámenes a que son sometidos los alumnos de grupos bilingües durante su vida escolar (en el caso de los IES, esto afecta también a los alumnos de Programa, es decir, al alumnado que no pertenece a grupos bilingües).
En resumen, son mayoría entre los docentes encuestados quienes no consideran el actual modelo bilingüe de la Comunidad de Madrid adecuado y creen necesaria una modificación del mismo. Para ello proponen alternativas relativas, especialmente, a la estructura del modelo y a la organización de materias que, en definitiva, es lo que este sindicato viene defendiendo desde los principios de la implantación del bilingüismo: respeto a la igualdad de oportunidades y equidad del sistema- que no exista discriminación entre alumnos, ya sea dentro de los propios centros bilingües o entre los de centros bilingües y aquellos que no lo son-; modificación del currículum sobre todo en lo relativo a la oferta de materias; incorporación de estrategias organizativas y metodológicas sugeridas por el profesorado para favorecer la inclusión, mejorar la calidad del aprendizaje de los alumnos y evitar también diferencias que perjudiquen a algunos de ellos; un tratamiento justo al profesorado que respete sus derechos y evite desequilibrios en las plantillas; planificación transparente y equilibrada territorial y socialmente de la red de centros y una evaluación adecuada del Programa Bilingüe que pasa por la racionalización de la cantidad de exámenes externos.

En definitiva, FETE-UGT, como toda la comunidad educativa, cree que solo si la Administración se sienta a hablar con familias y docentes podrá acabarse con la controversia que el modelo bilingüe de la Comunidad de Madrid ha generado.

La enseñanza de idiomas y el objetivo de conseguir que los alumnos sean competentes en varias lenguas es algo irrenunciable para todo aquel que quiera el bien de los niños y adolescentes y, por tanto, de nuestro futuro, pero no debe sustraerse la planificación y evaluación de esa enseñanza a quienes participan diariamente en ella de forma directa.

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: