Skip to content

A propósito de las víctimas

marzo 17, 2014

José Luis ValeroA propósito de las víctimas

El Real Decreto 126/2014 que establece el currículo básico de Educación primaria publicado el 1 de marzo en su artículo 10, dedicado a los elementos transversales, dice textualmente: “Las Administraciones educativas fomentarán el aprendizaje de la prevención y resolución pacífica de conflictos en todos los ámbitos de la vida personal, familiar y social, así como de los valores que sustentan la libertad, la justicia, la igualdad, el pluralismo político, la paz, la democracia, el respeto a los derechos humanos y el rechazo a la violencia terrorista, […] el respeto y consideración a las víctimas del terrorismo y la prevención del terrorismo y de cualquier tipo de violencia. […] La programación docente debe comprender en todo caso la prevención de la violencia de género, de la violencia terrorista y de cualquier forma de violencia, racismo o xenofobia, incluido el estudio del Holocausto judío como hecho histórico”.

José Luis Valero

Profesor de Secundaria

            Es cuanto menos paradójico que este decreto defienda estos puntos cuando todavía no ha terminado el revuelo sobre la “tramitación express” de la cancelación por parte del PP de la Justicia universal. Curioso que se nos pida el respeto a los Derechos humanos mientras se silencia, por “oportunismo diplomático y político”, el genocidio en el Tíbet o Guatemala.

Por otro lado resulta también curioso que la única mención explícita sea al Holocausto judío, cuando también se encuentra próximo el anuncio de la concesión de la ciudadanía española a los sefardíes, ¿Que intereses hay detrás de todo esto?

Sin negar, por supuesto, el dolor y el horror que se encuentra detrás de la Shoá parece que hay víctimas de primera y de segunda, ya que el responsable de la misma, el nazismo, practicó una política de exterminio que afectó además a los discapacitados psíquicos (a los que por las leyes de Nuremberg se les aplicaba la esterilización obligatoria), a los homosexuales y a los gitanos. Una vez empezada la guerra incluyó además a los polacos (aunque éstos sufrieron una mayor represión por parte de Stalin como atestiguan las llamadas fosas de Katyn) y a los eslavos (llamados Unter Menschen, algo así como subhumanos). Y si hablamos de números frente a los 6 millones de judíos fueron asesinados 17 millones de civiles soviéticos.

Y resulta hipócrita decir que habrá que realizar “el estudio del Holocausto judío como hecho histórico” cuando los que ayudaron a los judíos a escapar del exterminio en España tuvieron que hacerlo al margen de un gobierno aliado del nazismo. El mejor ejemplo lo encontramos en Ángel Sanz Briz, el llamado Ángel de Budapest, que ayudó a salvarse a 5.200 judíos húngaros a pesar del silencio oficial, el gobierno incluso había depuesto a su predecesor a petición de los nazis cuando inició el proyecto. Pero es que, además, el nazismo asesinó a numerosos republicanos españoles en los campos de exterminio como el de Mauthausen y colaboró con la Gestapo que, a cambio, entregó al presidente de la Generalitat Lluis Companys para que fuera fusilado en el castillo de Montjuich en 1940.

En fin, hay que estudiar el Holocausto pero de la represión franquista mejor no hablar. ¡Qué país!

No comments yet

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: