Skip to content

PISA y la FP básica

enero 29, 2014

José Luis Valero

Sobre los resultados PISA

El contertulio elevado a Ministro de Educación hace poco comentaba, muy ufano, que para 2015 los resultados del informe PISA serían muchísimo mejores y eso daría la razón a su reforma. Como de costumbre, Wert no recuerda que ya no está en un plató y que debe valorar sus declaraciones. O eso o tiene una percepción de la realidad diferente a la del resto de los mortales.

José Luis Valero
Profesor de Secundaria

            En serio, ¿cómo es posible mejorar los resultados para 2015 si, en el mejor de los casos, la LOMCE aún no habría tenido tiempo para desarrollarse y “mejorar” el sistema?

            Pienso que lo que ocurre en realidad es que-  quizá creían que gracias a Eurovegas todos íbamos a entender de juego- el ministro es un ventajista o, como se les conoce por aquí, un trilero. ¿Por qué digo esto? Porque no hay manera de convertir en tan poco tiempo unos resultados “mediocres” en “excelentes” a no ser que… se manipule la muestra. Y me diréis, es un estudio serio y la UE no lo consentiría. Pero menospreciáis a nuestros ingenieros financieros, a los mismos que dicen que se está creando empleo, que los resultados económicos ya muestran la luz al final del camino. En la LOMCE está el germen de esta ingeniería en las cifras: es la FP Básica, la misma que convertirá en CINE 3 unos estudios de cualificación profesional 1 (la más baja) como ya han denunciado numerosos expertos en Educación.

            Wert, en realidad, lo que  va a imponer en Educación es el mismo método que el expresidente Bush quería implantar cuando le preguntaron cuál sería la mejor política para combatir los incendios forestales: “talar los árboles”. En este caso, gracias a la FP Básica, expulsar del Sistema educativo a los alumnos con mayores dificultades que, al no realizar ya la CDI de 3º de la ESO, mejorarán inevitablemente las medias a costa de “esconder bajo la alfombra” nuestro fracaso. Esta solución es miserable por al menos tres razones: la primera es que dinamita la equidad y la igualdad de oportunidades de nuestro sistema educativo que, privado de medios, es incapaz de afrontar el programa compensador y, por tanto, expulsa a los que más lo necesitan; la segunda, que antepone las estadísticas a las personas y, por último, que condena al fracaso a los jóvenes que están detrás de dichas estadísticas. Por todo ello, es nuestra obligación denunciar la miseria moral y ética de los que, como responsables, tienen encomendada la tarea de la Educación y que se han convertido, no en la zorra, sino en los lobos cuidando del gallinero.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: