Skip to content

Hacia una Ley Educativa de Estado

enero 22, 2014

Hacia una Ley Educativa de Estado

Hacia una Ley educativa de Estado

Juan A. ARROYO DÍAZ Profesor Colaborador del  Dpto. de Didáctica y Teoría de la Educación Facultad de Educación y Formación del Profesorado de la Universidad Autónoma de Madrid

En la primera quincena del pasado mes del extinto 2013, coincide temporalmente que en el diario de El País, (4.Dic.2013), aparezca un interesante artículo de Andreas Schleicher, “Afrontar el bajo rendimiento educativo” y en el Parlamento español se apruebe la L.O.M.C.E., en la siguiente semana (10.Dic.2013).

Tal coincidencia no es baladí, sino que responde a esa necesidad humana de ordenar los diferentes procesos de cambios que la vida social y en este caso educativa, demandan. Se puede apuntar, que se acompasan en un parecido espíritu tanto los argumentos del artículo con las intenciones que pretende la nueva Norma.

El problema esencial que quiero tratar en estas reflexiones en este breve artículo, es valorar aquello que parece razonable, de lo que evidentemente se encuentra pendiente de mejora, como ocurre en todos los procesos del desarrollo en la naturaleza humana.

Quisiera comenzar lamentando que esta Ley, necesaria y actualizadora, no se haya trabajado como una Ley de Estado, como se intentó de forma fallida en la anterior legislatura. Ello clama al cielo por lo menos y constata la persistencia de protagonismo en cada turno gubernamental. Profundizar en los motivos tal vez nos lleve a las concepciones propias de la Restauración y ahora no viene al caso, después de más de siglo y medio.

Mi planteamiento es la necesidad de ser de Estado, una norma tan importante ya que debería afectar al menos a varias generaciones y no solo a una como la extinta L.O.G.S.E., tan exiguamente dotada en su financiación, a pesar de su alta consistencia en los diferentes planos del desarrollo humano.

Citando a Schleicher, lamenta en su artículo que el informe PISA nos valore a la educación española, entre el grupo de países que no mejoran. Poco después argumenta “la urgencia de dotar a más personas con mejores capacidades para colaborar, competir y conectarse de formas que permitan impulsar nuestras economías…”

El argumento anterior no se sostiene, pues en nuestro país se ha dotado a mediados de la década de los noventa de estructuras legislativas y operativas a nivel de Estado, para cubrir esa necesidad, atendiendo la diversidad de dichas personas. Ello no quita que tales intervenciones no sean mejorables, aunque hay que destacar aquello que es fundamental, que por otra parte brilla por su ausencia en la nueva Ley recién estrenada: El tratamiento de la sobredotación de forma integradora, es decir cooperativa.

Se entiende, por un capricho social narcisista, que el alumnado con capacidades superiores en cualquier área, se contamina si no hace un grupo exclusivo, cerrado y por tanto alejado de la normalidad, cuando objetiva y científicamente, es todo lo contrario por la experiencia que hemos vivido: la diferencia mejora todas las capacidades del alumnado, siempre que sean universalmente atendidos desde sus características personales, pero en contacto con todas las diferencias que existen dentro de los grupos educativos.

El único argumento en profundidad que aboga la segregación de dicho alumnado, es la inaceptación de unas estructuras sociales progresivamente humanizadas y dotadas de un desarrollo natural.

Ciertamente el bajo rendimiento educativo que refiere Schleicher es objetivo y además es un reto, como lo es también para la nueva Norma educativa. Es evidente la necesidad de tener evaluaciones externas que ratifiquen las inversiones en Educación, pero no lo es menos, que el planteamiento de los centros educativos no puede medirse solamente con parámetros de tipo empresarial, que es algo así como si se considerarse el rendimiento una producción y no la aprehensión de la realidad en un sentido mucho más complejo. La vida escolar y académica se construye no con ladrillos sino con la libertad de su profesorado y la de su alumnado, que quiere y se enamora de los aprendizajes.

Argumenta nuestro subdirector de la OCDE en temas educativos, que los alumnos españoles reproducen en vez de crear más, y ello tiene una argumentación didáctica: se siguen endiosando los contenidos conceptuales en

detrimento de las dimensiones de las capacidades artísticas, comunicativas, sociales y afectivas. Ello está a su vez ligado con el sentido limitado de la profesión docente, que siempre se ha considerado como de segunda opción, para ello cualquiera vale…

Mas refiriéndonos a lo anterior, ese desprestigio de la carrera docente, está cambiando de forma significativa desde el comienzo de este siglo y hoy día en las Facultades de Educación podemos corroborar la experiencia de un alumnado con alta motivación y perfiles idóneos. Así hablo yo desde mi experiencia como profesor en la U.A.M. También podemos argumentar lo mismo respecto al alumnado que se forma en su titulación con el Máster para la Educación Secundaria.

Mas para el enfrentamiento de las dificultades escolares, tanto en la escuela primaria, como en secundaria, no solamente han de integrarse el alumnado con sobredotación, sino todos los demás, incluyendo los deficitarios o limitados. Para ello es evidente que han de aplicarse modificaciones metodológicas que sigan la naturalidad de los diversos desarrollos, que enriquecen mutuamente tanto a los de alto nivel intelectual o de estatus, como a los más carentes de dicho nivel.

También estoy de acuerdo que en línea de lo argumentado los profesores sean seleccionados, pero más que en sus currículos académicos, lo han de ser por su actitud colaborativa y científica en el tratamiento del alumnado, un tema complejo y fundamental. Su objetivo clave se encuentra en saber combinar los aspectos que el pedagogo Francisco Giner tenía como fundamental en la educación desde la libertad: el sentido de la responsabilidad y la penetración psicológica en el conocimiento de las personas.

La Institución Libre de Enseñanza, nos enseñó ya hace más de un siglo, algo que no ha pasado de moda en educación: las ideas de libertad del alumnado y del profesorado. Estas ideas son perfectamente posibles y adecuadas para los buenos rendimientos que han de exigirse a los centros educativos.

La colaboración es fundamental, pero en un sentido más allá del plano productivo de contenidos, lo es en el operativo de grupos que toleran la diversidad y se enriquecen de forma constante gracias a su afán constructor y acogedor de los individuos que forman aquellos. La educación cooperativa por tanto sustenta las mayores posibilidades de los desarrollos sociales y económicos de los seres humanos. Nada más lejos que las adopciones de “apartados” selectos o para los selectos o para los marginados…

Uno de los problemas esenciales en las aulas es la aceptación de las tareas por el alumnado y con ello el desencanto y desgaste que provoca en el profesorado, cuando los objetivos didácticos de aprendizaje se dificultan, para ello una consideración del grupo como sustentador de las realidades del aula,

es fundamental, de acuerdo con la concepción operativa de los grupos, de autores como Bleger o Pichón-Rivière.

Señor Schleicher, estoy de acuerdo con usted en bastantes cosas pero permítame decirle que hay aspectos del pasado que son ineludibles en el actual mundo educativo en el que necesitamos una visión panorámica, es decir viviendo el presente, que como usted sabe tiene dos palancas fundamentales, que en los hombres ejemplares se cumplen: aceptación y análisis del pasado, por duro que haya sido y proyección hacia un futuro mejor que todos deseamos. Si nos fijamos nada más en el endiosamiento de lo que está ante nuestro momento, corremos el grave riesgo de sustituir los medios como si fueran fines, cuando la clave en educación es la interacción, la tolerancia y en definitiva la construcción de un mundo cada día más natural y habitable en España, en Europa y en el mundo. ¿Nos acercamos hacia una Ley Educativa de Estado…?.

Colmenar Viejo a 3 de enero de 2014

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: