Skip to content

Aluvión de adhesiones a la Huelga General

septiembre 26, 2010

En un Comunicado de prensa la CEC de UGT recoge las numerosas adhesiones  de organizaciones de todo tipo a la convocatoria de Huelga General. Esta red de adhesiones hace pensar en la Huelga tendrá un seguimiento masivo.

En el ámbito educativo madrileño destacamos la suscripción de un manifiesto conjunto por CCOO,UGT, STEM, Sindicato de Estudiantes, FAPA Giner de los Ríos, y otras organizaciones educativas de la Comunidad de Madrid (Mesa de Agentes Sociales de Escuelas Infantiles , Federación Madrileña de MRP, Proyecto Atlántida, Federación Madrileña de PTSC).

One Comment leave one →
  1. Beatriz permalink
    septiembre 28, 2010 11:28 pm

    A quien corresponda.
    Puesto que no he sido capaz de encontrar una dirección para contactar directamente con ustedes quisiera hacerles llegar mi opinión acerca de la huelga general que ha sido convocada.
    Para comenzar quería darles las gracias. Las gracias por seguir siendo fieles al objetivo con el que en un pasado se crearon los sindicatos: garantizar que hasta los más débiles puedan hacer respetar sus derechos. Porque la voz de los trabajadores sólo puede llegar a ser oída si estos se agrupan para defender sus intereses, en este aspecto creo que están desarrollando una magnífica labor.
    No obstante no puedo evitar preguntarme ¿Dónde terminan los derechos de unos y empiezan los de otros? Ruego disculpen mi ignorancia, pero me parece entender que mis derechos terminan donde comienzan los de los demás y que los derechos de los que gozo suponen también una serie de obligaciones que tengo como ciudadano. Así pues, si yo tengo derecho a unirme a la huelga entonces también tengo derecho a no hacerlo. En eso consiste la libertad, libertad que tengo por derecho (o eso parece decir el artículo tercero de la Declaración Universal de Derechos Humanos) por lo que entiendo que mañana ni se me pondrá ningún impedimento en unirme a la huelga ni encontraré ningún impedimento para poder ir a trabajar. Entiendo también que si es obligación de todos garantizar los derechos de los demás, se podrán a mi disposición los medios necesarios para poder unirme a la huelga y los medios necesarios para poder desarrollar mi vida con normalidad si así lo creo conveniente. Hasta aquí creo no ir desencaminada; si me equivoco no duden en corregirme, por favor. Por supuesto, tampoco duden en preguntar si no me he explicado claramente en algún punto, lamentablemente mi forma de redactar no siempre es tan clara como me gustaría.
    Considerando lo dicho anteriormente veo que ustedes están realmente desarrollando una magnífica labor en la defensa de mis derechos. Por todo ello les doy las gracias. Sí, vuelvo a darles las gracias y no me cansaré de hacerlo. Las gracias porque sé que mañana no tendré ningún problema en acudir a mi lugar de trabajo. Perdonen, en realidad no trabajo mañana en el sentido estricto de la palabra, soy estudiante universitario, así que por lo que les doy las gracias es porque sé que mañana no voy a tener ningún problema en poder asistir a mis clases. Les agradezco también que estén respetando así mi derecho a no unirme a la huelga y a proseguir con mi educación como si de un día normal se tratase. También les agradezco en nombre de los autónomos que estén respetando su derecho a proseguir su actividad, les agradezco la seguridad que me produce saber que los servicios en los hospitales serán del 100% tal que, si lo necesito no tendré problema alguno en encontrar un médico… Podría seguir así un millón de años pero ni con toda la ironía del mundo les podría hacer entender lo atacada que me siento.
    Lamento, y de corazón lo lamento, el tono en el que he escrito los párrafos anteriores, créanme me parece de una educación pésima estar actuando así pero dadas las circunstancias no he visto otra salida. ¿De verdad se piensan que con esta huelga van a lograr algo? Lo siento, pero no entiendo el objetivo de frenar la actividad de un país. Sí, sé que teóricamente están garantizados unos servicios mínimos pero… ¿Qué entiendes ustedes por servicios mínimos? ¿Piensan respetarlos? Porque al margen de que yo pueda considerar o no insuficientes los servicios que hayan acordado ustedes con las autoridades pertinentes (que eso no deja de ser una valoración personal y lo dejo a su criterio) ¿No ven que la simple incertidumbre que me produce no saber si van a ser o no respetados me perjudica y viola mis derechos? Porque no saber si mañana podré o no podré ir a clase para mí no es un problema… Pero, ¿Qué hay de la gente que esta noche se pregunta cómo se las ingeniará mañana para poder acudir a su puesto de trabajo? Como saben no ir a trabajar mañana supone no cobrar un día de trabajo, y en la situación que vivimos muchos no se lo pueden permitir… Esta misma tarde escuché a una camarera comentar a un compañero de trabajo que ella se quedaría a dormir en casa de un familiar para poder andar hasta su lugar de trabajo pues de otro modo le sería imposible ir a trabajar. Multipliquen el problema de la dependienta por 40 millones de españoles, resten a los que decidan hacer huelga. ¿Creen que todos los que quedan tienen a su disposición una solución como la de la camarera? Imagino que comprenden que no es así, imagino que ven que es injusto… Me horroriza pensar que les da igual.
    Volviendo a lo que supone adherirse a la huelga: si una persona se adhiere no recibirá la remuneración correspondiente a ese día de trabajo, además será dada de baja temporalmente de la Seguridad Social. Suponiendo que el “aluvión de adhesiones” del que hablan sea tal… ¿Se dan cuenta de cuánto dinero estamos hablando? De cuánto dinero que el trabajador no recibirá y que la Seguridad Social tampoco. La Seguridad Social es un organismo que nos beneficia a todos, se encarga de- entre otras muchas cosas- pagar las pensiones a aquellos que por edad ya no pueden trabajar y de ayudar económicamente a aquellos que por algún otro motivo no pueden ganarse su propio sustento. Entiendo que ustedes, entre otras cosas, están en contra de que se congelen las pensiones… ¿De verdad creen que la mejor forma de evitarlo es restándole lo que posiblemente serán millones en ingresos a un organismo que ya está lo suficientemente magullado y golpeado como consecuencia del desempleo derivado de la crisis y del envejecimiento de la población española? Si es parece ser que es cierto eso que dicen de que a perro flaco todo son pulgas, perdonen que sea tan coloquial.
    La huelga es claramente un anacronismo, tenía su lógica como mecanismo de lucha contra una burguesía opresora… Pero hoy día no sirve ni a los objetivos de los trabajadores, ni a los de la sociedad, ni a los de nadie que no sean ustedes mismos. Es más, me parece que nos perjudica, me parece que es un ataque a los derechos de los ciudadanos y también que con esto no van a conseguir nada bueno.
    Podría continuar así horas pero ni siquiera creo que se molesten en leer esto, si así fuera les doy las gracias por su tiempo y esta vez se las doy de verdad.
    Atentamente:
    Yo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: