Skip to content

8 de marzo.Día Internacional de la Mujer Trabajadora

marzo 7, 2010

 

La proximidad de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, 8 de marzo, exige reflexionar sobre los avances conseguidos en términos de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres y sobre las cuestiones de importancia fundamental en este ámbito que todavía requieren un impulso para alcanzar una sociedad en la que la discriminación por razón de género se considere una característica del pasadoPor esto, esta fecha tiene una doble finalidad. Por una parte, se trata de un día reivindicativo en que se reclama la solución a los problemas que todavía persisten y por otra, posee un marcado carácter ilustrativo de los logros conseguidos.

En la reivindicación de la igualdad, las organizaciones sindicales hemos marcado desde su inicio un camino sólido e indiscutible. La desigualdad laboral, las diferentes condiciones de trabajo de mujeres y hombres, la pervivencia de la desigualdad retributiva por razón de sexo o el acoso sexual han sido y son, entre otras cuestiones, una permanente en el ámbito de trabajo de nuestra organización.

Y aunque es muy importante el camino recorrido hacia la igualdad laboral entre mujeres y hombres, las cuestiones señaladas siguen teniendo una particular incidencia en la vida de un número importante de trabajadoras y, por lo tanto, en la agenda de UGT.

Mencionar y resaltar los avances es imprescindible para situarnos en un panorama en que las cotas de igualdad laboral se incrementan de forma notable, pero hacer un discurso en el que no se mencionen los retos pendientes de futuro no puede ser más que una ilusión triunfalista no acorde con la realidad.

La modificación del marco laboral actual requiere el esfuerzo conjunto de administraciones y gobiernos, de trabajadoras y trabajadores, de organizaciones sindicales y de partidos políticos.

Todo ello desde el prisma de situar el principio de igualdad en el centro del debate para evitar la perpetuación de discriminaciones laborales por razón de sexo que no sólo pueden perdurar sino que en situaciones como la actual tienden a agravarse y desplazar el peso mayoritario de la precariedad laboral sobre los hombros de las trabajadoras. Leer más.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: