Skip to content

Ningunear a los sindicatos está de moda

diciembre 3, 2009

Cada día nos encontramos más ejemplos de lo que empieza a ser una costumbre en este país: que las administraciones públicas traten de ningunear a los sindicatos y olviden el papel negociador y de representación que tienen.

Se da con una frecuencia cada vez más preocupante, el hecho de que  quienes nos gobiernan entiendan que no tienen por qué negociar con los sindicatos y que pululen por los medios y por Internet informaciones, borradores de leyes y  Reales Decretos , así como propuestas legislativas de toda índole, mucho antes de que los legítimos representantes de los trabajadores tengan ni siquiera la más mínima constancia de ellas.

En nuestra Comunidad  hemos pasado de que las mesas de negociación se utilicen simplemente para informar de las decisiones que previamente habían tomado nuestros democráticos gobernantes, a su sustitución  por comunicados de prensa.

Y lo más grave de todo es que esta fea costumbre que los que nos llamamos de izquierdas atribuíamos a la derecha más rancia y prepotente , personificada en la figura insigne de nuestra presidenta regional, se está extendiendo. Sí, se está extendiendo de forma peligrosa, no sólo a gobiernos autonómicos que presuponíamos menos rancios, o al menos, menos de derechas, sino lo que es peor aún, al propio gobierno central-no sabemos si como un virus mutado de la gripe A o B o C.

Pongamos algún ejemplo. La semana pasada nos sorprendía Esperanza Aguirre con el anuncio en prensa de la existencia de uu anteproyecto de Ley de Autoridad para el profesorado de todos los centros sostenidos con fondos públicos, esta semana Lucía figar convocó a una reunión a los sindicatos con representación en la mesa sectorial para explicarles el anteproyecto, del que no les entregó  borrador alguno. ¿Por qué? ¿Será que el gobierno regional prefiere darles primicias a los trabajadores en la prensa digital? De otro modo no se entiende que un pdf del borrador circule por Internet mientras los sindicatos siguen sin haberlo visto.

Como hemos señalado arriba esta enfermedad  se “contagia”. En los últimos días, la Consellería catalana ha hecho pública una orden de calendario  escolar al margen de los cauces propios de la negociación, es decir, parece que los hábitos propios de la Comunidad de Madrid se exportan a otras comunidades autónomas. El departamento de Educación ha olvidado la función negociadora de los sindicatos y ha considerado que puede alterar las condiciones laborales del profesorado de forma unilateral.

Y la última rosa, el Ministerio de Educación (sí, el de la defensa del Pacto por la educación en el que todos íbamos a ser oídos) ha presentado a través de la revista Magisnet un borrador de Real Decreto de conciertos educativos, del que los sindicatos, cómo no, tampoco teníamos conocimiento.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: